Aumento de mentón

Técnicamente conocido como “mentoplastia de aumento”, es un procedimiento quirúrgico orientado a mejorar el tamaño y la forma del mentón.

Resumen
18-75 años
1-2 h de cirugía
Anestesia local
No requiere hospitalización
10-14 días de recuperación
El proceso
Los candidatos ideales para intervenirse son personas sanas y emocionalmente estables, que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía.
Se realizará un diagnostico extenso, que puede incluir un estudio radiológico, y se informará de las mejores opciones, adaptadas a cada caso. Se explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, tales como el aumento con un implante o con grasa, y la posibilidad de hacer con rellenos reabsorbibles un aumento de prueba.
En caso de presentar una incorrecta oclusión dental (mordida) se le plantearán otras posibilidades como tallado selectivo, ortodoncia, prótesis dental o cirugía ortognática.
Se entregarán las instrucciones preoperatorias adecuadas.
Es precisa la compañía de algún familiar o acompañante que pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta (si es preciso, el centro puede ofrecerle ayuda para resolver esa dificultad) y que, en caso necesario, puedan ayudarle un par de días.
Se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital, pero sin ingreso, bajo anestesia local.
Se interviene a través de una pequeña incisión que se coloca de forma que permita la introducción de un implante. En caso de aumento con grasa, se harán pequeñas incisiones a cada lado del mentón y otras dos en la zona de donde se vaya obtener la grasa.
El procedimiento dura entre 1 y 2 horas.
Es normal tener la zona hinchada durante unos días, pero podrá hacer vida prácticamente normal a las 48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescritas. El apósito será retirado en unos días, manteniendo una prenda especial o unos esparadrapos unos 5 ó 7 días. Los puntos se retiran a los 7 días.
Tras el aumento de mentón podrá volver al trabajo en pocos días, nada más se retire la prenda o el esparadrapo.
Es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados.
Las complicaciones más frecuentes son la hinchazón, los hematomas (moratones), el desplazamiento del implante, la infección y en el caso del injerto de grasa, la reabsorción parcial de la grasa implantada.
Un adecuado seguimiento ayudará a detectar estás complicaciones y a tratarlas, si se producen.
Los resultados tras un aumento de mentón suelen ser muy gratos para el paciente. Las revisiones periódicas asegurarán que, si hubiese alguna complicación, sea detectada a tiempo y solucionada.
Por último, un valor añadido de la Cínica Valero, es disponer de una gran plataforma láser que permite tratar las cicatrices que se producen en la cirugía con el objeto de hacerlas lo más imperceptibles posibles.
Preguntas frecuentes

¿Existen riesgos?
Los riesgos asociados a esta operación son poco frecuentes y generalmente leves.

¿Se verán mucho las cicatrices?
En general se verán muy poco y siempre intentaremos mejorarlas al máximo, sin coste para usted.

¿El resultado será natural?
Depende del tamaño del implante o de la cantidad de grasa. Si desea un mentón muy grande, no es posible asegurar un resultado natural. Le aconsejaremos como lograrlo, si así lo solicita.