Aumento de glúteos

El aumento de glúteos o nalgas, con grasa o con implantes, es un procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar el tamaño y la forma de los glúteos y es conocido técnicamente como “gluteoplastia de aumento”.

Resumen
18-60 años
2-4 h de cirugía
Anestesia general
1 día de hospitalización
14-21 días de recuperación
El proceso
Es aquel paciente sano y emocionalmente estable, que considere que sus glúteos son demasiado pequeños, o bien que precise recuperar el volumen perdido en sus glúteos tras una enfermedad o traumatismo.
Se realizará un diagnostico extenso que evaluará el tamaño y forma de los glúteos, la posibilidad de hacerlo con grasa o con implantes y el estado general de salud. Se informará, además, de las mejores opciones adaptadas a cada caso.
Es preciso que se indique el consumo de tabaco o de alguna medicación o vitamina.
Se entregarán instrucciones preoperatorias adecuadas.
Es precisa la compañía de algún familiar o acompañante que pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta (si es preciso, el centro puede ofrecerle ayuda para resolver esa dificultad) y que, en caso necesario, puedan ayudarle un par de días.
El aumento de glúteos se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente, si se utilizan implantes, o en el mismo día, si se utiliza grasa.
Se realiza bajo anestesia general, se puede realizar con anestesia local en casos muy concretos.
Se interviene a través de una pequeña incisión, que se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible, y se coloca la prótesis. El procedimiento dura entre 3 y 4 horas.
En el caso de hacerlo con grasa se seleccionarán las zonas donantes y se obtendrá el volumen de grasa necesario, que luego se preparará y se introducirá, mediante pequeñas incisiones en las regiones glúteas.
El centro brinda la posibilidad de realizar aumentos de glúteos con acido hialurónico sin cirugía. Lo habitual es retocar este aumento cada año, o año y medio, aunque en general se precisa de una menor cantidad de producto que en el primer aumento.
Es normal el cansancio durante unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas.
La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita. El vendaje o los apósitos serán retirados en unos días, siendo sustituidos por una faja especial. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días.
Tras el aumento glúteos podrá retomarse la actividad laboral en pocos días, dependiendo del trabajo que se realice. Es preciso seguir las instrucciones entregadas acerca de qué ejercicios puede realizar, y deberá evitarse un contacto físico excesivo en la zona operada, pues estará más sensible de lo normal durante 3 ó 4 semanas. En cuanto a las actividades deportivas si son suaves pueden retomarse al mes y medio a dos meses.
El aumento glúteo es un procedimiento seguro, pero como en cualquier operación, hay riesgos asociados con la cirugía y complicaciones especificas asociadas con el procedimiento. El sangrado tras la operación puede causar edema e incomodidad, que se atenúan colocando drenajes temporales. También es frecuente que se abra la herida.
Un pequeño porcentaje de pacientes pueden presentar una infección alrededor del implante, lo cuál es más frecuente en la primera semana tras la cirugía. En algún caso puede precisar de una nueva intervención.
En el aumento de glúteos con grasa, el postoperatorio es más favorable y el aspecto muy natural. El sistema Power Asisted Liposuction® de la Clínica Valero hace este tratamiento rápido, eficaz y seguro.
Puede producirse una reabsorción de la grasa o que el injerto no se integre, total o parcialmente, lo que puede requerir una nueva intervención.
Los resultados suelen ser muy gratos para el paciente. Las revisiones periódicas asegurarán que, si hubiese alguna complicación, sea detectada a tiempo y solucionada.
Por último, un valor añadido de la Clínica Valero es disponer de una gran plataforma láser que permite tratar las cicatrices que se producen en la cirugía con el objeto de hacerlas lo más imperceptibles posibles.
Preguntas frecuentes

¿Podré sentarme normalmente?
Inicialmente, no se debe apoyar la zona operada, pero cuando el resultado sea estable, no habrá ningún inconveniente.

¿Se verán mucho las cicatrices?
En general, se verán muy poco y siempre intentaremos mejorarlas al máximo, sin coste para usted.

¿Serán mis glúteos naturales?
Depende del tamaño del implante o de la cantidad de grasa, así como de sus tejidos propios.
Si desea unos glúteos muy grandes y el área es muy pequeña, no es posible lograr un resultado natural. Le aconsejaremos como lograrlo, si así lo solicita.