Las 5 ventajas clave de Invisalign frente a la ortodoncia tradicional.
26 mayo, 2019

Las 5 ventajas clave de Invisalign frente a la ortodoncia tradicional.

Un sistema para corregir la posición de los dientes de la forma más estética y sencilla. Eso es Invisalign. Estos innovadores aparatos transparentes “de quita y pon” han revolucionado el modelo de ortodoncia tradicional por su discreción y su considerable comodidad. A continuación, descubriremos las 5 ventajas de este método respecto a los brackets.

Máxima estética

Uno de los aspectos más destacables de estos aparatos es su sutileza respecto a los brackets metálicos. La transparencia que los caracteriza y que los hace prácticamente imperceptibles le permitirá lucir su sonrisa con total seguridad sin dejar de corregirla.

Máxima higiene

Al contrario que con la ortodoncia convencional, tan sólo será necesario retirar el aparato para limpiar los dientes como lo haría siempre. Limpiar el aparato es muy sencillo: con un cepillo mantendrá el buen estado del aparato evitando su tinción.

Máxima comodidad

Otra de las características fundamentales de Invisalign respecto a los brackets es que son removibles. Podrá retirar los brackets en cualquier momento que lo desee, por ejemplo para comer, cepillarse los dientes o para un evento o reunión importante, siendo aconsejable, eso sí, que los lleve al menos 22 horas al día para conseguir los mejores resultados.
Además, la suavidad de estos aparatos minimiza en gran medida la aparición de las molestas llagas o lesiones típicamente producidas por la ortodoncia tradicional. 

Gran adaptación a cada caso

Invisalign es un tratamiento totalmente personalizado que permite, mediante el seguimiento y planificación obtenidos con la tecnología digital, resolver múltiples casos de ortodoncia de forma eficaz, y predecir los progresos y modificaciones que se van produciendo en la posición de los dientes.

Citas rápidas de control

Si tiene poco tiempo para acudir a consulta, Invisalign es el método más adecuado para usted. No será necesario cambiar arcos o gomas como en los brackets convencionales, ni acudir con tanta regularidad. Las citas se programarán de forma más espaciada, y tras cada control, el ortodoncista le proporcionará unas férulas que cambiará en el momento indicado, retirando las antiguas y poniendo las nuevas sin tener que preocuparse por nada más. 

Las múltiples ventajas de este novedoso método lo convierte en la opción más cómoda y estética disponible actualmente.