Implantes Allergan Biocell: dudas y recomendaciones.
28 agosto, 2019

Implantes Allergan Biocell: dudas y recomendaciones.

Es posible que en estas últimas semanas hayas oído hablar sobre la retirada de los implantes Biocell y expansores por parte de la empresa Allergan ligado al nombre de un cáncer poco común: linfoma anaplásico de células grandes asociado a implantes mamarios (BIA-ALCL). Bien, hoy vamos a darte información y pautas que debes seguir, antes de creer cualquier fuente no científica de internet.

 

¿Qué es el BIA-ALCL?

Es un tipo de cáncer poco común pero tratable de linfoma no Hodking que puede desarrollarse alrededor de los implantes mamarios. No es cáncer de mama. Normalmente, las pacientes que presentan estos casos mejoran e incluso se curan tras retirar el implante y el tejido cicatricial. En otros casos sí se tratará con otros métodos además de la extracción.

 

¿Es cierto que Allergan ha retirado esa clase de implante?

En julio de este año Allergan retiró de forma voluntaria este tipo de implante: Biocell y expansores de tejidos del mercado. La empresa no fue obligada, fue una decisión basada en la baja relación con ese tipo de linfoma y sus implantes con textura, una precaución por parte de la empresa ligada a la alarma social.

 

¿Debería retirarme los implantes?

Lo recomendable es seguir las revisiones periódicas del mismo modo que hasta ahora, a menos que se experimenten síntomas tales como: acumulación de líquido alrededor del implante o hinchazón, pero los síntomas también pueden incluir dolor, un bulto en el seno o un ganglio linfático en la axila, erupción cutánea, fiebre, pérdida de peso o cambios inesperados en la forma del seno, incluida la asimetría. Para ello lo recomendable sería acudir a la Clínica a realizar una evaluación.

 

A día de hoy, los motivos por los que cambiar un implante son las complicaciones como la contractura capsular en grado III o IV o la rotura. No existe una base científica a la afirmación de cambiarlos cada 10 o 15 años. Todo dependerá de cada paciente.

El seguimiento anual es el mejor método para garantizar el buen estado de los implantes y de la mama en general.